viernes, 4 de junio de 2010

CON COLORES BOLIVIANOS, LA FESTIVIDAD DEL SEÑOR JESUS DEL GRAN PODER MOSTRO SU FOLKLORE Y SU COLORIDO AL MUNDO


El Gran Poder, “Fiesta Mayor de los Andes”, volvió a mostrar su poder con la participación de más de 40 mil bailarines pertenecientes a 61 fraternidades. Aproximadamente 400 mil personas entre nacionales y turistas siguieron de manera directa el despliegue de folklore en el más importante fenómeno urbano del departamento de La Paz. Asimismo las incidencias llegaron al país y al mundo mediante transmisiones televisivas y vía Internet.

Las morenadas; en total 17 desplegaron su lujo y colorido. La poderosa Morenada Plana Mayor la Familia Multitudinaria tuvo una espectacular presentación, gracias a la organización de sus pasantes Humberto Fernández y Sra. y Edgar Fernández y Sra, quienes no escatimaron esfuerzo alguno para llevar a los primeros planos a su fraternidad. El esfuerzo de los pasantes se advirtió en la contratación de las bandas La Fabulosa Gran Poopo y la Real Mejillones, quienes con sus melodías hicieron vibrar las fibras más íntimas de sus fraternos y de miles de paceños que observaron la fastuosa estrada folklórica. Felicidades a la Gestión "Por Nuestros Padres".

También debemos destacar la brillante participación del Bloque de Morenos Los Chicos de Oro, quienes una vez más cosecharon aplausos y admiración del público, por la simpatía de sus Chicas de Oro y por la elegancia de sus caballeros, pero sobre todo por el ritmo alegre que le imponen a la cadencia lenta de la morenada. Fue, sin duda, una de las consagraciones de la festividad mayor de Los Andes.
La danza de la Diablada como novedad presentó a “las angelitas”, muchachas que vestidas de blanco mostraron su gracia y se constituyen en un elemento nuevo introducido en esta danza. (Imagenes gentileza TVB)


video


video

Las señoras de la Poderosa Morenada Plana Mayor la Familia Multitudinaria mostraron su poder económico con joyas de oro que requerían guardaespaldas.

Los guapos morenos de la Poderosa Morenada Plana Mayor la Familia Multitudinaria mostraron todo su talento en la fastuosa entrada del Señor Jesus del Gran Poder.

Recibientes de la gestión 2011 de la Poderosa Morenada Plana Mayor la Familia Multitudinaria.

Las señoritas guías y caballeros guías de la morena Rosas de Viacha

El rojo, amarillo y verde de la bandera boliviana se mimetizó en la vestimenta o adornos de los casi 40 mil bailarines que mostraron el folklore nacional en su esplendor durante la popular fiesta religiosa del Jesús del Gran Poder.

Todas las morenadas lucieron plumas artificiales para proteger la biodiversidad. La fiesta quiere ser ecológica.

Un integrante extranjero del Thinku Laicas se coloca coca en la boca para recuperar fuerzas y seguir bailando.

El rojo, amarillo y verde de la bandera boliviana se mimetizó en la vestimenta o adornos de los casi 40 mil bailarines que mostraron el folklore nacional en su esplendor durante la popular fiesta religiosa del Jesús del Gran Poder.
La morenada, diablada, el caporal y las otras 13 danzas del Gran Poder son bolivianas. Ese fue el mensaje que, en rojo, amarillo y verde, se evidenció en los trajes de llameros, las monteras de los thinkus, las cintas
de las matracas y también en los botones que lucieron orgullosos los bailarines. Este año, la Fiesta Mayor de los Andes fue registrada íntegramente, en miras a su postulación ante la Unesco como Obra Maestra del Patrimonio Intangible de la Humanidad
A las 7.00, las fraternidades iniciaron su recorrido desde la plaza Garita de Lima (sector norte de la ciudad de La Paz) para ingresar al centro de la sede de gobierno y culminar en predios del parque Roosevelt. En los casi seis kilómetros de recorrido, los devotos del Señor del Gran Poder mostraron agilidad y destreza que sólo fueron igualadas por los malabarismos que realizaban los vendedores para llegar al público, repartido en altas graderías.
En la Ciudad. Por primera vez en la historia de la entrada del Gran Poder, el alcalde saliente, Juan del Granado, y el entrante, Luis Revilla, fueron parte de la comitiva de inauguración del evento folklórico. En contraste, ninguna de las autoridades de gobierno llegó al palco oficial, lo que no sucedió el 2009. En esa ocasión, el
presidente Morales asistió a la entrada y bailó con los fraternos.
Haciendo gala de coreografías originales y novedosas, las fraternidades se esmeraron ante el jurado que decidirá a la ganadora de este año. Tras el desfile de la comitiva oficial, los ritmos autóctonos de la moseñada Porvenir Aymara abrieron la fiesta, seguidos por la Kullawada X del Gran Poder y la Morenada Achacachi. A su turno, la Morenada Artística Trinidad del Gran Poder se robó aplausos con dos personajes de la lucha libre en sus filas: Wálter Tataque Quisbert y Cresencio Choque, El pequeño Chuki.
Las distintas danzas no cesaron su paso bajo el estricto control del personal de la Asociación de Conjuntos Folklóricos del Gran Poder, presto a sancionar cualquier atraso de los bailarines. Hasta pasada la medianoche, 59 agrupaciones habían demostrado fe y habilidad en la fiesta.
La seguridad de los espectadores y bailarines estuvo a cargo de los 1.500 efectivos de la Policía. La Guardia Municipal se encargó de controlar la venta excesiva de bebidas alcohólicas, decomisando botellas a jóvenes, especialmente.
Los voluntarios de la Unidad de Bomberos desplegaron 30 personas a lo largo de la entrada, equipados con un botiquín de primeros auxilios y camilla. Alejandro Portugal, uno de los voluntarios, indicó que hasta el mediodía atendieron a una persona que padecía diabetes y fue trasladada a la ambulancia para evitar riesgos.
No faltó comida. Los comerciantes ofrecieron pollos a la broster, hamburguesas, charkekán y otros platos de la culinaria boliviana al público, que pagó entre 15 y 70 bolivianos por un puesto en el recorrido.
La tarea para ser patrimonio
El oficial mayor de Culturas de la Alcaldía de La Paz, Wálter Gómez, informó que su despacho está acompañando en la recopilación de datos de la fiesta del Gran Poder para que sea declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.Especificó que se está coordinando con el Ministerio de Culturas para lograr este objetivo, luego de que la Asociación de Conjuntos Folklóricos del Gran Poder presente las carpetas de todas las danzas.





EL GRAN PODER REGALÓ BRILLO, BELLEZA Y ELEGANCIA

Una nueva versión de la Fiesta del Señor Jesús del Gran Poder se llevó a cabo durante 25 horas continuas con 13 kilómetros de recorrido y más 45 mil bailarines en La Paz.
Desde la calle Garita de Lima hasta la Wenceslao Argandoña, pasando por las más céntricas avenidas, la ruta fue copada por aproximadamente 500 mil personas que siguieron de manera directa el despliegue de folklore en el más importante fenómeno urbano del departamento.
Un total de 60 fraternidades, encabezadas por las tres ganadoras del pasado año, iniciaron el recorrido que fue precedido por autoridades municipales y los propios organizadores de la Asociación de Conjuntos Foklóricos del Gran Poder.
Se notó la ausencia de las autoridades gubernamentales y de la Prefectura, que este año, a diferencia de otros, se abstuvieron de acompañar esta expresión, debido a
diferencias políticas con quienes están en función de autoridad local.
DIABLADA EN DEFENSA DE LA IDENTIDAD
La exhibición comenzó con la Diablada ganadora del año pasado, como una muestra de defensa de la identidad de esta danza que desde hace mucho tiempo pretende ser usurpada por otros países.
La agilidad y los pasos impecables, repitieron una vez más el ritual de la lucha entre el bien y el mal, distinguiéndose en esta oportunidad, “Las Angelitas” que incrementaron su presencia.
Los diablos, osos, cóndores y ángeles comandaron una extraordinaria exhibición.
OTRAS ATRACCIONES
Encantó la mohoseñada Porvenir Aymara que trajo la cultura del campo a la ciudad.
La Cullaguada “X del Gran Poder” elaboró una exquisita coreografía que despertó a las tribunas que por momentos se aletargaba con el multitudinario paso de las Morenadas.
Los Wakatokoris fue una de las muestras que tuvo mayor
éxito, especialmente entre los cientos de visitantes que llegaron del exterior, por la significación de sus disfraces y la manera de moverse de las cholitas que llevaron hasta más de 20 polleras.
Danzas como los Tinkus “Arco Iris” o Laikas del Gran Poder, jamás perdieron el control de sus movimientos, pese a lo agotador del trayecto.
MORENADAS
Un total de 17 fraternidades se presentaron con la danza Morenada, cada una, por lo menos con 500 componentes, aparte de las bandas que las seguían de cerca para darles el marco musical.
Una mejor que la otra en cuanto a los uniformes y la elegancia. Aunque en esta danza denominada pesada los pasos coreográficos no son muy innovadores, el espectáculo está en el combinado de colores, la cantidad de danzarines, la ostentación de riqueza y la demostración de energía especialmente en los hombres, que en algunos casos deben cargar hasta 40 kilos con las pesadas corazas que llevan como vestimenta.
Este año, la organización colocó a las morenadas en forma alternada en el trayecto, empero se notó la supremacía de esta danza, que llegó, a momentos hasta empalagar.
DANZAS LIVIANAS
Los Caporales Urus y los Shoppistas en Gran Poder se llevaron los aplausos más cerrados, por la característica belleza de sus mujeres y por la agilidad de los bailarines que demostraron gallardía y energía en todo el recorrido.
LO NEGATIVO
Como todos los años, una vez más el aspecto del consumo de bebidas alcohólicas fue el
punto negativo, pese a la prohibición, llamó la atención que algunos participantes bailaran con botella o lata de bebida en la mano.
Pasada la tarde, se produjeron altercados entre policías y personas en estado de ebriedad, especialmente por el control en los pasos peatonales.
Devoción fue lo primero
La devoción fue lo primero, desde el inicio de “La Fiesta Mayor de los Andes”, que este año comenzó de manera puntual
Como cada año, la concentración se realizó en la avenida Bautista de la zona Garita de Lima, con la presencia del alcalde Juan Del Granado, su esposa Marcela Revollo que estaba con la indumentaria de chola paceña , el oficial mayor de Culturas, Walter Gómez, concejales municipales, directivos de la Asociación de Conjuntos Folclóricos, además de los pasantes 2010 y fundadores.
En medio de idas y venidas de los danzarines, que afanados se preparaban para la ubicación de sus fraternidades, la Comitiva Oficial inició su recorrido a las 7:10 de la mañana desde la esquina de la avenida Bautista y calle Calatayud.
Al son de la Banda Municipal Eduardo Caba y a la cabeza de un grupo de amautas andinos de La Apacheta, con banderas nacionales y wiphalas, el grupo llegó hasta la avenida Buenos Aires donde se sumó el alcalde electo Luís Revilla.
La ciudadanía que, empezaba a congregarse en las graderías de todo el trayecto o simplemente salía a sus ventanas, saludaba a la Comitiva, a los prestes, pero sobre todo al alcalde saliente, Juan Del Granado, como una forma de despedirse del burgomaestre.
Del Granado señaló que ya son cerca de 10 años que encabeza esta fiesta.





LA FE AL ‘TATA’ MILAGROSO HIZO MADRUGAR A CHIJINI

A las 7.40, María Eugenia Ramírez, una de las devotas y colaboradoras del templo del Señor del Gran Poder, anunció a voz en cuello: “El Tata está saliendo, abran paso”. En las puertas de la iglesia de la zona Chijini, decenas de devotos y algunos bailarines esperaban persignándose y orando en silencio.
Las puertas del templo se cerraron a la salida de la santa imagen. Jesús del Gran Poder atravesó el portón de la iglesia en brazos de cuatro hombres, que lo colocaron en un palco especial, mirando hacia la calle. Inmediatamente, los vecinos lo rodearon de flores.
Vestidos con sus trajes tradicionales y llevando sahumerios, los primeros en llegar a los pies del Señor fueron diez hombres y mujeres que se identificaron como Los Amautas del Tahuantinsuyo. Saludaron en aymara al Tata, mientras la fragancia del incienso llenaba la vía.A las 8.00, la banda municipal Eduardo Cava anunció la llegada de la comitiva oficial. “Ya vienen, ya vienen”, gritaba una vecina emocionada señalando, de lejos, al alcalde Juan del Granado, al futuro burgomaestre Luis Revilla; la directiva de la
Asociación de Conjuntos Folklóricos; los prestes mayores de la fiesta y las “Pallas” del Gran Poder. “Es para mí un honor ser parte de la comitiva que inaugura la entrada; lo hago por varios años”, dijo Del Granado. “Es muy lindo empezar una gestión con la bendición del Señor del Gran Poder”, aseguró su sucesor, Luis Revilla.
El preste mayor, Octavio Condori, compartió su emoción: “La fe hacia el Señor es muy grande y yo soy preste porque él me ha elegido y eso me hace feliz”, dijo; mientras su compadre Víctor Hugo Cárdenas, ex vicepresidente de la República, era requerido como invitado especial. “Esta fiesta es una simbiosis entre devoción y cultura”, opinó.
El padre Juan Pedro Smetser, párroco de la iglesia del Gran Poder nuevo, salió apresurado para dar su bendición a la comitiva. “Que el Señor del Gran Poder los bendiga y los acompañe”, oró el sacerdote, mientras derramaba agua bendita sobre los devotos que se santiguaban. Inmediatamente, las primeras fraternidades comenzaron a hacer su paso ante la imagen del “Tata”.
Con las trenzas recién hechas, Andrea Guzmán, fraterna de la morenada Comercial Eloy Salmón, se abrió paso entre la multitud de gente que bailaba hasta llegar a los pies del Señor. Tocó su manto, se persignó y luego retomó su trote rumbo al encuentro de su comparsa. La fiesta había empezado.
El tata hizo un milagro a una niña
Según los devotos del Gran Poder, el año pasado el Señor hizo un nuevo milagro. “Una niña salía del templo con sus padres luego de misa y quedó encandilada con un prendedor que llevaba la imagen del Señor que estaba a la venta. El padre Smetser le obsequió el prendedor. La familia de la niña quedó sorprendida al oírla agradecer, porque ella era muda”, cuenta María Eugenia Ramírez.
Aplausos para las Cebras
Las Cebras concientizaron al público y a los fraternos en la entrada con carteles que tenían leyendas como: “Devoción y precaución”. Sin dejar a un lado la simpatía que las caracteriza, las Cebras no vacilaron en bailar junto a los fraternos e igualar las coreografías, mientras cumplían su labor. “Son una alegría estas Cebras” dijo Maziel Pozo, una de las espectadoras. Organizadas en bloques de cuatro, las Cebras se ganaron aplausos del público.
Un camión, un palco
Desde muy temprano, camiones se apostaron en ciertos puntos del recorrido de la entrada. El objetivo era albergar en su interior al público que se volcó a ver la Fiesta Grande de La Paz. El precio para subir a este palco era de entre Bs 30 y 40, monto que si la gente regateaba, con suerte, lograba un descuento de cinco bolivianos. La gente se dio formas para acomodarse en las improvisadas butacas de este palco movible.
Fernando Valencia
“Nos falta el apoyo del Estado”
“Estamos trabajando para que la fiesta del Gran Poder sea declarada como Patrimonio Intangible de la Humanidad, pero nos falta el apoyo del Estado. Hasta ahora se hacen pequeños esfuerzos de parte del Ministerio de Culturas; pero esperamos iniciativas que tengan incidencia como nosotros hacemos como sociedad junto a actores civiles. Un ejemplo es el convenio suscrito con el Musef para construir las carpetas que vamos a enviar a Unesco, además investigadores ya escriben del Gran Poder”.
Ellen Larsson
“Que declaren a todas las danzas patrimonio”
“Estoy en Bolivia hace tres años y ésta es la primera vez que bailo thinku, pero me gusta mucho y me gustaría que declaren a todas las danzas boliviana como Patrimonio de la Humanidad, primero porque así se conservarán los bailes, y segundo porque quisiera bailar thinku en cualquier lugar sin tener que escuchar que eso no es boliviano sino de otro país. Creo que también la gente tiene que unirse más y debe ponerse en campaña para alcanzar lo que todos quieren”, dijo Ellen, ciudadana sueca.





EL RESGUARDO DE JOYAS, OTRA INVERSIÓN DE LA MORENADA

Los grandes topos (adornos de la manta), los aretes, ramilletes en los sombreros borsalinos y la hilera de anillos en los dedos, todos elaborados en oro, que lucen las mujeres de las morenadas, requieren de una inversión extra para evitar los robos. Por ello, este año abundaron los camuflados agentes de seguridad privada.
Fátima Vidaurre, bailarina de la fraternidad Comercial Eloy Salmón, además de las tradicionales joyas lució tobilleras de oro. La morena valuó sus ornamentos en más de $us 20.000. “Ese monto sólo es de las joyas, otro monto es por la ropa. Por eso mi esposo contrató a la seguridad privada y ése es otro costo”, comentó.
Vestido de negro y con un laque (bastón de madera) como única arma, Marco Chambi fue contratado por cinco bailarinas de la morenada Artística Trinidad del Gran Poder para resguardar sus objetos de valor mientras danzan.
Las joyas que lucen las mujeres de las morenadas oscilan entre los $us 5.000 y $us 20.000, por persona. En algunos casos no son de propiedad de ellas, sino que se fletan; por ello es que requieren seguridad privada. “Me contrataron por dos días y no puedo dejarlas ni un minuto”, comentó Chambi.

En el parque Roosevelt, lugar donde las fraternidades se desconcentraron, lo primero que hicieron ayer las bailarinas que no contrataron seguridad fue sacarse todas las joyas y esconderlas en su propio cuerpo. Otras entregaron sus prendas a sus familiares antes de continuar con la fiesta.





DANZARINES ENTRE TRADICIÓN Y PRESERVACIÓN AMBIENTAL

Bailarines de diferentes danzas, desde pesadas y livianas, que participaron en la entrada del Gran Poder, discreparon sobre el uso de plumas, cuero y otros elementos de animales no sólo silvestres sino también domésticos.
En el caso de René Vargas, de los Wakas Aymaras del Gran Poder, sostuvo que el uso de plumas de ñandu, es parte de la cultura y tradición que data por más de 40 años, en los que participan en la festividad.
“Esto viene desde nuestros ancestros, todo era natural y por eso se utiliza estas plumas de ñandú, palomas y otras aves, es parte de la cultura que debemos cuidar y que llevan las mujeres en sus sombreros”, sostuvo.
Explicó que la presencia de estos elementos, que muestran colorido, más la alegría de los bailarines, son los principales atractivos que los turistas buscan.
También se observó plumas de gallina en la fraternidad Unión de Bordadores, utilizados en la animación de tres cóndores, figuras que son parte de la danza pesada de la morenada.
Finalmente, una integrante de los Thinkus Arco Iris, explicó que su fraternidad busca preservar la naturaleza, por lo que se recomendó a los confeccionistas utilizar plumas sintéticas para sus prendas.
Reglamento edil tipifica hecho como infracción
Instancias jurídicas del Gobierno Municipal de La Paz (GMLP), y de la Unidad de Prevención y Promoción Ambiental de Dirección de Calidad Ambiental, controlaron ayer a comerciantes y bailarines para que no utilicen plumas y otros elementos de animales silvestres durante la Entrada del Gran Poder.
Un cordón de jóvenes de la Brigada Verde dependiente del municipio, fue capacitado para la identificación de plumas que en su mayoría corresponden al suri y flamenco, entre otros.
Mariela Lucia Castro técnico de esta Unidad, explicó que el artículo 216 del Reglamento edil, tipifica una serie de infracciones ambientales, desde residuos sólidos, contaminación acústica, hídrica, forestación y áreas protegidas, entre otros.
“Este reglamento, tipifica como infracción severa el uso de elementos de la fauna silvestre endémica o en peligro de extinción, pero también contamos con la parte legal que evalúa el caso y las causales para proceder con su sanción, si amerita”, dijo.
Aclaró que se indagará respecto a la procedencia de las plumas para reducir factores que hagan se extingan las aves silvestres.
La instancia edil participó con cerca de 50 jóvenes de la Brigada Verde en el control ambiental.
Sensibilizan respecto a Ley 1333
A diferencia de la gestión anterior, donde sólo se informó y llamó la atención de los danzarines para que cumplan el artículo 11 de la Ley del Medio Ambiente (1333), ayer se procedió al decomiso y a convocar a que no se cometa este tipo de infracciones.
David Kopp, de la dirección General de la Biodiversidad del Ministerio de medio Ambiente y Agua.
Kopp, explicó que con el transcurso del tiempo existirá la necesidad de sancionar a los infractores para que la biodiversidad no sea afectada.
Folletos en mano, funcionarios de Gobierno, distribuyeron este material al público y a los fraternos.
Explicó que sólo se cumplió con la Ley, que señala en su artículo 111, que “El que incite, promueva, captura y/o comercialice el producto de la cacería, tenencia, acopio, transporte de especies animales y vegetales, o de sus derivados sin autorización o que estén declaradas en veda o reserva, poniendo en riesgo de extinción a las mismas, sufrirá la pena de privación de libertad de hasta dos años perdiendo las especies, las que serán devueltas a su hábitat natural, si fuere aconsejable, más la multa equivalente al cien por ciento del valor de éstas”.
Señaló que se está cumpliendo con la Ley y con el Decreto 22641, que declara “la veda general e indefinida para el acoso, la captura, el acopio y acondicionamiento de animales silvestres y colecta de plantas silvestres y sus productos derivados como cueros, pieles, y otros”.
Sostuvo que estas normas deben estar presentes en la conciencia de la gente, de los bailarines y también de quienes confeccionan. Este año hubo coordinación con los que son de La Paz pero existen fraternos que llegan del interior y se ha procedido a informar, sobre esta problemática, que para algunos es natural pero vulnera el medio ambiente.





GRAN PODER MUEVE MAS DE 20 MILLONES DE DOLARES

Más de 30.000 bailarines de 60 fraternidades ostentaron el poderío económico de la ‘Festividad Mayor de los Andes’. El trabajo de confeccionistas, orfebres, músicos y gastronómicos genera un movimiento económico de más de $us 20 millones.
Alejandro Chipana Yahuita, ex dirigente de la Asociación de Conjuntos Folklóricos del Gran Poder y actual fraterno de la Morenada Siempre Vacunos, analiza desde hace dos décadas el fenómeno económico de la festividad.
“Realizo este estudio desde el año 1992 y hoy puedo decir que el movimiento del Gran Poder llega a más de 20 millones de dólares. Esto porque cada vez hay más participantes”, dice . Este año, a la entrada se sumaron fraternidades de phujllay, morenada y tinku.
El experimentado fraterno comenta que los gastos comienzan desde la preparación inicial de la fiesta (el día después de la entrada), actividades (recepción social, primer ensayo, segundo ensayo, visitas de cortesía), Convite o Promesa al Señor del Gran Poder, entrada folklórica). “La agenda abarca 12 meses consecutivos y cada una de las actividades significa gastos específicos de los participantes”, explica Chipana.
Hasta hace un año, Chipana calculó que en la fiesta participaban unas 30. 000 personas repartidas en 16 fraternidades de morenadas (hombres) con 6.400 participantes; 16 fraternidades de morenadas (mujeres) con 5.600 participantes; 16 fraternidades de morenada figuras mixtas de 1.200 participantes; 5 fraternidades de danza autóctona mixta con 600 participantes; 18 fraternidades de danzas livianas mixta con 7.600 participantes; 17 fraternidades de danzas varias mixtas con 4.350 participantes. “Se suman los integrantes de 32 bandas de morenadas; 28 bandas de livianas; 15 bandas de danzas varias y 5 conjuntos nativos”.
Un folklorista de morenada, por ejemplo, debe dar una cuota de $us 100 para bailar, 60 para el disfraz, matraca y botas; 300 para la ropa de la Promesa; otros $us 300 para la Entrada y Diana. “Las mujeres gastan en joyas como término medio unos 600 dólares”.
El bordador que preparaba los trajes de los morenos de la fraternidad Plana Mayor informó de que el costo de cada atuendo asciende a $us 600, por la dedicación que exige. “Sólo se puede terminar uno solo en un mes de trabajo”.
Trabajo directo e indirecto
La fiesta genera el trabajo directo e indirecto que beneficia a bordadores, zapateros, pollereras, manteras, sombrereros, matraqueros, careteros, sastres, orquestas, bandas, conjuntos musicales, locales, cervecería, vivanderas, joyeros, importadores de telas, avisos radiales y televisivos, lustrabotas y otros vendedores informales.
Los trajes más baratos cuestan 800 bolivianos
En el Gran Poder también hay bailes más económicos que los “pesados”. Uno de ellos es la llamerada, cuyo traje nuevo y hecho a medida no pasa de los 500 bolivianos.
Así lo informa Mario Charcas, bordador con 50 años de experiencia y propietario de “Bolivia Andina”. “El de llamero es uno de los trajes más baratos, sólo demora dos días hacer uno completo. Consta de pantalón, camisa, poncho, hondas y montera para el hombre. La mujer lleva pollera, blusa, montera. Lo mínimo que cobramos es Bs 500”. El artesano agrega que el precio también depende de qué quiera el bailarín. “Si pide más adornos y detalles tal vez puede subir”.
Melina Garabito, que participa este sábado en una fraternidad que baila llamerada, afirma que en todos los preparativos hasta el día de la Fiesta Mayor llegó a gastar 980 bolivianos. “500 eran del traje más gastos de alquiler de lugar de ensayo y bandas”. Para la fraterna, el baile “es encantador” y hay que tener habilidad y coordinación.





LOS FANÁTICOS GANAN EN EL GRAN PODER

Por noveno año y con puntaje máximo, la morenada Los Fanáticos se consagró como la mejor danza pesada de la festividad del Gran Poder. La llamerada San Andrés ganó en bailes livianos y los sikuris de Italaque se llevaron el trofeo en la categoría autóctona.
Tras una reunión de cinco horas, el jurado del Gran Poder 2010 —conformado por Simón Cuba, Roberta Cota, Melvi Mamani, Luz Castillo, Max Arequipa y dos delegados del interior del país— dio su veredicto. “La fraternidad Los Fanáticos es la ganadora en la categoría de danza pesada con 1.000 puntos”, oficializó ayer Fernando Valencia, presidente de la Asociación de Conjuntos Folklóricos del Gran Poder (ACFGP).
“Estamos muy felices; es la novena vez que nos hacemos acreedores a este reconocimiento. Es un premio a nuestra continuidad y esfuerzo”, comentó después Augusto Solís, ex presidente y fraterno de Los Fanáticos.
La fraternidad se impuso en su categoría, según el jurado, porque sumó 1.000 puntos (el máximo puntaje) en vestimenta, coreografía, presentación y disciplina. El segundo lugar en danzas pesadas correspondió a la morenada Señorial Illimani y el tercero, a la morenada Verdaderos Intocables.
En la categoría de danzas livianas, el premio mayor lo ostenta la llamerada San Andrés; el segundo puesto es para los tinkus Arco Iris y el tercer podio para la kullawada Antawara La Paz. Mientras que en danzas autóctonas, el primer lugar corresponde a los sikuris de Italaque y el segundo, a la moseñada Zánganos de Sopocachi.
Cada una de estas fraternidades recibirá trofeos por su participación. Además tendrá el honor de abrir la entrada del 2011. El próximo año, en la fiesta grande de La Paz, los primeros en hacer su paso y saludar al “Tata” serán los sikuris de Italaque, seguidos de la llamerada San Andrés y detrás la morenada Los Fanáticos.
Sin embargo, no todo fue celebración pues el veredicto del jurado del Gran Poder también impuso sanciones para algunas fraternidades que incurrieron en faltas. Los conjuntos folklóricos suman puntos en contra por inasistencia a la procesión, a las romerías o La Promesa; también por incurrir en faltas de indisciplina durante la entrada.
“Todo es visto con sumo cuidado no sólo durante la entrada, sino antes de ella”, aseguró Valencia, presidente de la ACFGP. En la fiesta grande las acciones que conllevan castigos para las fraternidades son “la distorsión de los trajes o la inclusión de figuras ajenas, como el caso de los virreyes en las morenadas”, explicó el directivo.
Mañana, los prestes mayores de la festividad del Gran Poder 2010, Octavio Condori y Arminda Carvajal, ofrecerán una recepción en honor al Señor Jesús del Gran Poder. El domingo, los devotos del santuario de la zona de Chijini realizarán la procesión del “Tata”, que partirá de la iglesia y recorrerá las calles aledañas. La próxima semana comienzan los preparativos para la fiesta del 2011.
9 veces triunfadores
* La morenada Los Fanáticos fue fundada el 20 de octubre de 1992. En sus inicios contaba con 260 integrantes entre hombres y mujeres; ahora son 2.125 los que participan en la fraternidad. Aunque es su principal evento, Los Fanáticos no sólo participan en la entrada del “Tata”, sino también en el Carnaval de Oruro y de La Paz. Este es su noveno triunfo en la fiesta paceña. “Para nosotros es un premio a nuestro esfuerzo y continuidad”, dijo con orgullo Augusto Solís, ex presidente de la agrupación. El miércoles, los fraternos definirán cómo, cuándo y dónde celebrarán el nuevo logro.
Llamerada San Andrés
* Por segunda vez, la llamerada San Andrés obtiene un premio en el Gran Poder. Compuesta por 150 integrantes, fue fundada el 7 de marzo de 1986. Su presidente, Fernando Tarifa, dijo que “este triunfo es una alegría muy grande”. Ahora se alistan para la Entrada Universitaria
.