martes, 27 de octubre de 2009

LA “CAPILLA SIXTINA” DE CURAHUARA DE CARANGAS, LA JOYA ESCONDIDA DE BOLIVIA

La población Curahuara de Carangas se encuentra a más de 3.898 metros sobre el nivel del mar y a fines del siglo XVI se erige en ella la “Capilla Sixtina del Altiplano”, concluyendo su construcción en 1608, según revelan escrituras en las paredes del citado templo.

Durante cuatro siglos, la iglesia de Curahuara de Carangas, famosa por sus hermosos murales, ha vencido el tiempo y el deterioro convirtiéndose en una de las joyas religiosas más importantes del país. Conocida como la “Capilla sixtina de los Andes”, celebrará 401 años con el arreglo e iluminación de su fachada.
Por Mario Roque Cayoja.- La “Capilla Sixtina” de los Andes bolivianos, escondida desde hace cuatro siglos en el poblado aymara de Curahuara de Carangas, será abierta tras un trabajo de restauración de sus muros coloniales y la instalación de un moderno sistema de iluminación.
Todos los muros y la nave central están pintados con imágenes de las Sagradas Escrituras, clave para la evangelización de los aymaras que habitan en el altiplano de Bolivia, a un extremo de la carretera internacional La Paz-Patacamaya-Arica (Chile).
“Nuestra Capilla Sixtina es una joya escondida que debe ser incorporada en el circuito turístico de la gente que a diario visita el Sajama (el nevado más alto de Bolivia próximo a la frontera con Chile)”, destacó a dpa el sacerdote boliviano Gabriel Antequera Lavayén, quien se encuentra desde hace tres años a cargo de la parroquia de Santiago de Curahuara de Carangas.
El recinto católico de unos diez metros de ancho por unos cincuenta de largo se terminó de construir en 1608, según varios historiadores.
Es conocida como Capilla Sixtina” porque se asemeja por las pinturas de sus muros a la de El Vaticano. “Su utilidad fue tremenda porque ayudó a los misioneros a la evangelización, pero el descuido de su techo, paredes y muro externo fue tremendo. La restauración se hizo con la ayuda de diferentes organismos y gobiernos amigos como el de Alemania”, agregó el joven sacerdote.
Los muros son de adobe (ladrillos de tierra arcillosa, arena y paja brava del altiplano) y de cal.Una capa de pintura blanca destaca en el soleado pueblo de Curahuara de Carangas, de unos 5.782 habitantes y a 3.898 metros de altura sobre el nivel del mar, a 220 kilómetros al sudoeste de La Paz.
Además, una moderna iluminación externa e interna sirven para que el recinto católico luzca como nunca. En los últimos 15 años se realizaron diferentes trabajos de restauración de los murales. El techo fue cambiado por placas de aluminio forradas con paja brava, abundante en la zona, donde los campesinos pastorean sus llamas, el animal del altiplano.
“Los feligreses ya casi no venían. Hace casi tres años que hemos realizado actos litúrgicos en Semana Santa, cada viernes, sábado y domingo. Ahora la adoración a Dios se hace a partir de las ocho de la noche porque en el día los campesinos se dedican al pastoreo de sus llamas”, apunta el padre Gabriel.El patrono de ese pueblo aymara es el “Tata Santiago”, al que festejan cada 25 de julio.
El retablo de la iglesia tiene esculturas bañadas en pan de oro y reluce ahora mucho más por un moderno sistema de iluminación. La nave central está separada del presbiterio por un arco triunfal.
Hay pinturas de un Cristo triunfante rodeado de sus apóstoles. También destacan las figuras de “Asunción de María”, “Nacimiento y Bautismo de Jesús”, “Resurrección de Cristo”, “Juicio Final”, “Última Cena”, “Virgen de las Nieves”, “San Sebastián”, “San Cristóbal”, “Diluvio Universal”, “Arca de Noé”, “Matanza de Inocentes”, “Oración en el Huerto”, “Los cuatro evangelistas”, “San Francisco Xavier” y otros cuadros católicos.Uno de los objetivos de las autoridades indígenas y del padre Gabriel es habilitar un circuito turístico que incluya a la Capilla Sixtina, el templo católico de Calamarca -en las afueras de La Paz- donde está la colección “Los Arcángeles de Calamarca” que fue llevada en años pasados a una muestra pictórica en Europa, y el nevado Sajama.
“La Capilla Sixtina” es monumento nacional por una ley aprobada en 1960 por el Estado boliviano, que destaca su extraordinario valor artístico y religioso.
El viceministro boliviano de Turismo, Iván Cahuaya, está decidido en incluirla en un nuevo destino turístico, porque está en la jurisdicción de Jacha Carangas, que incluye al Parque Nacional Sajama.
También la organización “Aymaras sin Fronteras”, que agrupa a indígenas de Bolivia, Chile y Perú, está empeñada en conseguir la nominación internacional de la capilla como un patrimonio de la cultura aymara que agrupa a unos cinco millones de habitantes en los tres países sudamericanos.
Para conseguir este propósito realizarán gestiones para recibir ayuda económica del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
La Universidad Católica Boliviana, en la reciente celebración de los 400 años de la “Capilla Sixtina”, entregó el libro “La iglesia de Curahuara de Carangas”, que incluye trabajos de los historiadores Teresa Gisbert, Carlos Ferrer, Armando Urioste, Yuri Veizaga, Carlos Rosso y Borja Mesa.
“Las pinturas con que se ha adornado esta iglesia de Curahuara no han sido puestas en sus paredes y tumbados para que sean evaluadas desde un punto de vista estético y para que deleiten nuestros ojos por su alto valor artístico, sino para dar lecciones acerca de las grandes verdades de la fe cristiana y de la conducta del hombre.
Así,las pinturas de este ‘tesoro oculto’ del Altiplano, no son estéticas, sino didácticas”, destaca el libro. El acceso a la “Capilla Sixtina” desde La Paz es por carretera asfaltada. Ahora sólo resta que deje de ser una joya escondida en el altiplano boliviano.





LA RUTA INKA 2010 PARTIRÁ DE BOLIVIA AL ENCUENTRO DE LOS MAYAS EN GUATEMALA

Eco de España (www.ecodiario.eleconomista.es)

La Ruta Inka 2010, una expedición de jóvenes estudiantes inspirada en la "Ruta Quetzal", partirá de Bolivia para ir "Al encuentro de los mayas", el lema de la edición, en una travesía que acabará en Guatemala tras recorrer diez países americanos.
La Asociación Ruta Inka (ARI) p
resentó hoy en La Paz las bases de la expedición, en la que participarán casi 400 estudiantes, periodistas y monitores para recorrer los santuarios arqueológicos y reservas indígenas de Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala.
El viaje partirá el 21 de junio de 2010 en el enclave arqueológico de Tiahuanaco en Bolivia y se desarrollará hasta el 30 de agosto en el Parque Nacional de Tikal en Guatemala.
Debido a las dimensiones de la travesía, la expedición se dividirá en dos tramos donde los participantes, unos 200 en cada caso, emplearán el sistema "de postas" para emular a los "chasquis" o correos incas.
Así el Tramo Inka irá desde Tiahuanaco hasta Capurganá, en Colombia cerc
a de la frontera con Panamá, mientras que el Tramo Maya se desarrollará desde el canal panameño hasta Guatemala.
La expedición está dirigida a jóvenes estudiantes de entre 18 y 23 años que serán seleccionados teniendo en cuenta sus expedientes académicos, así como sus dotes de liderazgo, tolerancia y capacidad para asumir retos, responsabilidades y actividades físicas y deportivas intensas.
Los interesados deben además presentar un ensayo monográfico sobre temas como la hoja de coca desde el punto de vista de sus usos ancestrales y medicinales, el "Qhapaq Ñam" o la red viaria que comunicaba el antiguo Tahuantinsuyo (territorio de la civilización inca) o sobre cualquiera de las culturas precolombinas de América.
Los interesados, tanto estudiantes como monitores, deben presentar sus datos, currículum y propuestas antes del 30 de abril de 2010.
El director de la Asociación Ruta Inka, Rubén La Torre, anunció hoy que se invitará al presidente de Bolivia, Evo Morales, para que inaugure la expedición en Tiahuanaco.
En el acto de presentación de las bases de la Ruta, la viceministra boliviana de Interculturalidad, María Estela García, d
estacó la importancia de la iniciativa para reivindicar las culturas prehispánicas y para que las nuevas generaciones descubran la identidad de los pueblos de América.
García y el director de Patrimonio Arqueológico del Ministerio de Culturas boliviano, Nogardo Jiménez, recordaron que la Ruta Inka permitirá a los jóvenes expedicionarios recorrer la red de caminos prehispánicos que hace miles de años ya conectaba las culturas suramericanas con las del centro del continente.
La de 2010 será la séptima edición de la Ruta Inka, un proyecto cultural nacido en el año 2000 en el marco del Decenio Internacional de los Pueblos Indígenas.
La Asociación Ruta Inka, promotora de la iniciativa, es una entidad sin fines de lucro que cuenta con el respaldo de instituciones municipales y universitarias de Ecuador, Perú y Bolivia, entre otros países.

martes, 20 de octubre de 2009

BOLIVIA: LA PIRAMIDE DE AKAPANA, PROTEGIDA POR LA UNESCO, EN RIESGO DE COLAPSAR

La recientemente restaurada pirámide de Akapana, en Bolivia, considerada una de las más grandes construcciones precolombinas de América del Sur, corre riesgo de colapsar debido a que los trabajos se realizaron indebidamente con adobe en lugar de piedra. Situada a unos 70 kilómetros al noroeste de La Paz, corre el riesgo de perder su denominación de Patrimonio de la Humanidad dada por la UNESCO.
La pirámide, una de las más grandes construcciones precolombinas de Sudamérica, tuvo también un gran significado espiritual para la civilización Tiwanaku que floreció entre los años 1.500 a.C. y 1.200 de nuestra era a través de casi todo el altiplano andino ocupando territorios ahora pertenecientes a Bolivia, Perú y Chile.
José Luis Paz, nombrado en junio para evaluar los daños en el lugar, dijo que la estatal Unidad Nacional de Arqueología (UNAR), falló al escoger adobe como material para reconstruir la pirámide, cuando es evidente, a simple vista, que la original fue construida de piedra.
"No hay estudios que demuestren que las paredes eran así (...) hay un dibujo libre en muchos lugares, ahora es una pirámide de barro (con) dibujo libre", dijo Paz a Reuters frente a la construcción de casi 20 metros de alto
(en la imagen).
Según Paz, a cargo de los trabajos de excavación, el pueblo de Tiwanaku contrató a la UNAR para renovar Akapana haciéndola "más atractiva para el turista", sin considerar cómo pudo haber sido la construcción original de la pirámide.
Miles de turistas visitan Tiwanaku cada año y pagan alrededor de 10 dólares para acceder al lugar pero, el pueblo de Tiwanaku, que maneja el sitio arqueológico, pensó que una pirámide visualmente más atractiva atraería a más visitantes, explicó Paz.
El ministro de Cultura, Pablo Groux, ha rechazado las críticas y ha dicho que la renovación era necesaria. "Lo que la UNAR ha estado haciendo es comenzar a recuperar la forma original de la pirámide. Si vemos imágenes de cinco años atrás ese lugar era sólo un cerro. Lo que tenemos ahora es una aproximación más cierta a lo que fue su construcción original", explicó Groux a Reuters.
PREOCUPACIONES ESTRUCTURALES
A pesar de todo, Paz señaló que la controversia no es meramente estética. El arqueólogo dijo que las terrazas inferiores se están inclinando ligeramente por el
peso adicional de los muros de adobe y que podría causar el colapso de la pirámide.
Próximamente, la UNESCO visitará Tiwanaku y si concluye que la esencia arquitectónica de Akapana fue excesivamente manipulada, sacará al centro arqueológico de su lista de Patrimonios de la Humanidad.
En el 2000, la UNESCO incluyó a Tiwanaku en su lista porque sus ruinas son un "testimonio impresionante del poder del imperio que desempeñó un destacado papel en el desarrollo de la civilización prehispánica andina".
La civilización Tiwanaku, que floreció alrededor del lago Titicaca, fue una de las precursoras del imperio Inca, la mayor civilización precolombina de América.
Groux cree que Tiwanaku no perderá su título de Patrimonio
de la Humanidad porque el Gobierno detuvo el proyecto de reconstrucción a principios de año, luego de una advertencia de la UNESCO.
"Todas las declaratorias de patrimonio tienen que tener permanentes procesos de validación porque pueden haber lugares en los que se ha perdido la esencia misma por la que adquirieron esta denominación. En el caso de Tiwanaku está distante la pérdida de ese reconocimiento de la UNESCO", dijo.
El saqueo de las piedras talladas y cerámicas de Akapana empezó luego de la conquista española y la estructura fue utilizada posteriormente como una cantera de donde fueron extraídas piedras para construir una vía férrea y una iglesia.
Su tamaño y las terrazas inferiores sugieren que Akapana fue una construcción notable, pero como resultado del saqueo y las extremas temperaturas y vientos, la pirámide luce venida a menos.






DECEPCIÓN POR LA RENOVACIÓN DE UNA PIRÁMIDE BOLIVIANA

Agencia Reuters (www.es.reuters.com/article)

Deseando atraer a más turistas, la localizada andina de Riwanaky ha restaurado la antigua pirámide de Akapana con adobe, en lugar de la piedra, en lo que algunos expertos definen como un fiasco de renovación.
Ahora, la pirámide de Akapana se arriesga a perder su designación como Patrimonio de la Humanidad de Naciones Unidas, y existe una preocupación general de que el cambio pueda incluso provocar el colapso de la construcción.
La pirámide es una de las edificaciones precolombinas más grandes de Sudamérica y un lugar de gran significado espiritual para la civilización de Tiwanaku, que se extendió por el suroeste de Bolivia y partes de las vecinas Perú, Argentina y Chile, aproximadamente entre el año 1.500 antes de Cristo y el 1.200 después de Cristo.
José Luis Paz, nombrado en junio para evaluar los daños, indicó que la Unión Arqueológica Nacional (UNAR) erró al decidir reconstruir la pirámide con adobe, cuando se ve a simple vista que la original estaba hecha de piedra.
"Decidieron ir por libre con el (nuevo) diseño (...) no hay estudios que indiquen que las paredes eran así", dijo Paz a Reuters frente a la pirámide, en el yacimiento arqueológico de Tiwanaku, unos 64 kilómetros al norte de La Paz.
Según el experto, que ahora dirige las excavaciones en el lugar, la localidad contrató a la UNAR para renovar Akapana y hacerla "más atractiva para los turistas", al margen de cómo fuera el edificio en un principio.
Miles de turistas visitan el lugar cada año y pagan unos 10 dólares para visitar el yacimiento, pero la ciudad, que gestiona el parque, pensó que una pirámide con mejor aspecto atraería aún más visitantes, indicó Paz.
El ministro de Cultura, Pablo Groux, restó importancia a alguna de las críticas y afirmó que la renovación era necesaria desde hacia tiempo.
"La UNAR ha restaurado la forma original que tenía la pirámide. Si miramos a las fotos de hace cinco años, ahí sólo había una colina. Lo que podemos ver ahora es algo cercano a lo que parecía la construcción original", dijo a Reuters.
PREOCUPACIONES ESTRUCTURALES
Sin embargo, Paz afirmó que la polémica no es sólo por estética.
El arqueólogo comentó que los niveles más bajos están ligeramente inclinados por el peso extra de las paredes de adobe, lo que podría llevar al colapso de la pirámide.
La UNESCO (Organización Educativa, Científica y Cultural de Naciones Unidas) tiene previsto visitar pronto el lugar, y si decide que Akapana ha sido demasiado modificada, podría retirar a Tiwanaku de su lista de lugares Patrimonio de la Humanidad.
En 2000, la organización lo incluyó en su lista porque las ruinas "son un impresionante testigo del poder del imperio que jugó un papel destacado en el desarrollo de la civilización prehispánica andina".
El saqueo de las piedras labradas y cerámicas de la pirámide comenzó poco después de la conquista española, y la estructura fue utilizada después como cantera, de la que se extrajeron piedras para construir un ferrocarril y una iglesia cercana.





LAS ORQUÍDEAS ABREN UNA OPCIÓN DE TURISMO SOSTENIBLE EN BOLIVIA

El Colombiano (www.elcolombiano.net)

Las orquídeas bolivianas, con sus múltiples y originales formas y sus colores exóticos, han abierto una opción de turismo sostenible y desarrollo comunitario en la región de la Chiquitanía, en el corazón de las misiones jesuíticas.
El municipio de Concepción, en la región oriental de Santa Cruz, donde hace casi 300 años se asentaron los jesuitas para evangelizar a los indígenas, acoge desde hace nueve años en primavera el Festival de la Orquídea, que atrae a miles de turistas que admiran las nuevas variedades, formas y colores de esta exótica flor.
"La idea es aprovechar el potencial de la orquídea para impulsar el turismo sostenible en Concepción, evitar depredación y promover el desarrollo de la zona", explicó Rubens Barbery, director del Centro Para la Promoción del Desarrollo Sostenible (Cepad), institución promotora del evento.
Pese a que esta localidad, situada a unos 290 kilómetros de la ciudad de Santa Cruz, es considerada el santuario de la "Cattleya Nobiliar", la conocida como orquídea chiquitana, algunos de sus habitantes se esfuerzan en diversos cruces para conseguir las especies más exóticas.
"Las orquídeas son mi hobby. Hace doce años que trabajo con ellas. Tengo más de 40 especies", relató a Efe Carmen Deli Olachea, una vecina de Concepción que ha logrado este año el primer y segundo puesto de la novena edición del festival, celebrada entre el 9 y el 11 de octubre, con las especies Enclylia y Cattleya Nobilior, respectivamente.
"Tengo como unas 600 plantas y quiero más. Las cultivo en mi jardín", afirmó Carmen que al indicar que el festival está llevando cada año "más mejoras al pueblo". Según los organizadores, este año el festival ha recibido a unos de 5.000 turistas y aficionados, con 45 expositores de diferentes zonas de Bolivia, Brasil y Argentina. Se esperan ganancias similares a las de la edición anterior, que alcanzaron unos 120.000.

miércoles, 7 de octubre de 2009

PERU Y SU VIEJA COSTUMBRE DE APROPIARSE DE LO AJENO. AHORA COMERCIALIZA PRENDAS DE VESTIR CON LA IMAGEN DE LA PUERTA DEL SOL COMO SIMBOLO DE ESE PAIS

La Puerta del Sol (Inti Punku) es un monumento de las Ruinas Arqueológicas de Tiwanaku, Bolivia. Es conocido a nivel mundial como la mejor muestra del grado de perfección que alcanzó esta cultura, tanto por el arte, como por la simbología que atesoran sus bajos relieves.
Este portal lítico fue trabajado en un solo bloque de piedra andesita de aproximadamente 10
t de peso. En el pasado no era una pieza aislada, sino más bien, parte de una edificación mayor que pudo ubicarse en la cima de la Pirámide de Akapana o en el mismo Kalasasaya, donde existen varias piezas del mismo material que el de esta puerta.
Las grabaciones de ángeles con bastón en la puerta del sol, el descubrimiento del monolito pokotia y la fuente magna dan a entender que fueron los sumerios los que edificaron estas construcciones, se da a entender que llegaron a estas tierras en busca de minerales preciosos y lo conocían como "La tierra oeste del sol”, estas construcciones están dotados de rica escritura Sudamérica, poseían conocimiento de astronomía y religión.


Una polera procedente de Cusco, Perú, con una imagen que representa la milenaria Puerta del Sol de la cultura Tiwanaku y que es vendida en varias sucursales de ese país, es una prueba más del apropiamiento y plagio que existe del patrimonio cultural boliviano por parte de los peruanos, denunció ayer el ministro de Culturas, Pablo Groux.
Groux dice que el hecho es una muestra clara de lo que está ocurriendo en el país hermano a causa de una falta de seriedad y responsabilidad de las autoridades peruanas encargadas del patrimonio cultural.La denuncia fue hecha en el Ministerio de Culturas, donde se anunció también la conformación del Comité de Defensa del Patrimonio boliviano.
La autoridad cultural explicó que no se tiene una respuesta por parte del Perú a una convocatoria hecha sobre una reunión de las autoridades culturales de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) durante los primeros días de noviembre en la milenaria Isla del Sol para realizar un trabajo de cartografía sobre el patrimonio cultural común de los países.
La milenaria Puerta del Sol, tallada en piedra andesita, es el monumento lítico más representativo de la cultura Tiwanaku y uno de los atractivos turísticos más importantes de la ciudad ceremonial.
Su iconografía fue tallada durante el Periodo Urbano de los tiwanacotas, en 1200 d.C., y lo
s investigadores aún no pudieron descifrar el significado de los seres alados ubicados en el friso del portal. Algunos arqueólogos creen que el monumento es parte de una estructura.
Respecto de las medidas que asumirá el Gobierno boliviano, Groux adelantó que se tomarán acciones concretas a través de la representación diplomática en el Perú.
Una de las tareas fundamentales del Comité de Defensa del Patrimonio Cultural será estar no sólo en máxima alerta para evitar el tráfico de los bienes culturales a través de las fronteras, sino también evitar de manera concreta el plagio de la cultura boliviana.
También se exigirá que las prendas de vestir con la imagen que representa a la Puerta del Sol sean retiradas de las tiendas peruanas, donde se comercializa a 15 soles. La instancia de defensa del patrimonio inicialmente está conformada por el Ministerio de Culturas, la Cancillería de la República, la Interpol y la Conferencia Episcopal de Bolivia.
Sobre la campaña de defensa del patrimonio cultural en el exterior, Groux anunció que Bolivia es uno de los candidatos para ocupar un sitial en el Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco. Desde ese escenario se podrá cumplir con las gestiones respectivas a nivel mundial para preservar el patrimonio de cada uno de los países de la región andina, principalmente, agregó.



PARA QUE SE ENTEREN LOS PERUANOS: LA CULTURA TIWANAKOTA ES BOLIVIANA

Tiahuanaco (o Tiwanaku) es un antiguo complejo arquitectónico y actual yacimiento
arqueológico de Bolivia, ubicado en la meseta del Collao a 20 km al sureste lago Titicaca.
Se piensa fue el centro de una civilizacion antigua basada en la agricultura y la ganadería, la llamada
cultura Tiahuanaco, que se caracteriza por su arquitectura decorada con relieves y planos incisos colocados sobre estelas y que abarcaba el territorio actual del Lago Titicaca, entre el Perú y Bolivia. Está compuesto por siete construcciones arquitectónicas importantes: Kalasasaya, Templete Semisubterráneo, Pirámide de Akapana, Portada del Sol y Puma Punku.
Testimonio de una importante cultura preincaica, la
cultura Tiahuanaco poseía un puerto en el Lago Titicaca aunque ahora se encuentre a 20 km de distancia de él. La magnificencia de su cultura se refleja en su excelente obra cerámica con los famosos queros (vasos ceremoniales), los huaco-retratos (retrato tridimensional de un rostro humano en una vasija) así como los textiles y sobre todo en las construcciones arquitectónicas, muchas de las cuales poseen orientación astronómica.
Esta cultura se inició entre 1500 y 1400 años a.C., y colapsó alrededor del año 1.100 a 1.200 d. C. Dada su antigüedad, algunos estudiosos propusieron que Tiahuanaco fue la cultura madre de las civilizaciones americanas, mientras que otros la consideraban como la capital de un antiguo
imperio megalítico, o de un gran imperio que se expandió por todos los Andes Centrales.
Recientes descubrimientos arqueológicos como la Fuente magna, el monolito de Pokotia y los dibujos de hombres alados en la Puerta del sol hacen constatar que fueron los Sumerios los que transcribieron la escritura, los dibujos y la arquitectura de estas edificaciones. Se considera a los Sumerios los inventores de la escritura y los primeros en convertirlo al estilo cuneiforme y rollos.

Etimología
Se ha escrito y discrepado mucho respecto al significado y
etimología del nombre Tiwanaku o Tiyawanaku. Se han presentado hipótesis partiendo tanto del aimara como del quechua sureño, pues en ambos idiomas existen voces similares a la descomposición de esta nominación. Aunque se debe destacar que el quechua llegó tardíamente al altiplano, y que es más bien el aimara la lengua que aún se habla en la región donde está emplazado este recinto.
Derivadas del aymara
Tiwana - ku Aquí las piedras paradas.
Tiwananaka Las piedras paradas.
Tiwan - akan Aquí la piedra parada.
Derivadas del quechua sureño
Tiyay (sentarse) y wanaku (
guanaco), es decir: «Siéntate, guanaco»
Sut'iyay (alborada) y wañuq (participio del verbo morir), lo cual significaría: «Alborada moribunda» (gramaticalmente erróneo, lo correcto sería wañuq sut'iyay)

Descripción
Tiahuanaco es una de las culturas más longevas de
América del Sur, con 27 siglos y medio de duración desde el año 1500 A.C. al 1200 D.C. La urbe prehispánica de Tiwanaku fue la capital de un extenso estado andino que comprendía el territorio nombrado como Altiplano (en aquel entonces los países aún no estaban formados) que abarcó parte de Perú, Bolivia, Chile y Argentina. Esta cultura se caracteriza por haber conocido el bronce, lo que le dio una gran ventaja tecnológica y militar con respecto a las otras culturas de América en aquellos tiempos; prueba de ello es que se han encontrado uniones de bronce en sus construcciones, utensilios y armas.
La capital de este imperio es Tiwanaku llamada también Taipikala; se halla 70 km al noroeste de la ciudad de
La Paz, por carretera, y a una altura de 3.885 m.s.n.m. a 15 km del Lago Titicaca. Según Alan L. Kolata, arqueólogo norteamericano que realizó sucesivas excavaciones en este sitio durante los años ochenta y principios de los noventa, alrededor del año 1000 la ciudad tenía una población de 115.000 habitantes, junto con otros 250.000 en los campos circundantes.
Pero para muchos, estas cifras son muy elevadas; se dice que es más probable que la ciudad haya alcanzado en su apogeo una población de veinte o treinta mil personas. Esta cultura extendió sus dominios físicos a 600.000 km², aproximadamente.
Las características de construcción de la capital son únicas y espléndidas, confluyen en ella, arquitectos planificadores, que con un singular dibujo de líneas simples diseñaron fastuosos templos; los ingenieros calcularon las inclinaciones de los muros, y con una excelente técnica urbanística crearon redes
superficiales y subterráneas de canales para eliminar las aguas pluviales y servidas.
Los picapedreros cantearon piedras de excelente oficio; los metalurgistas fabricaron planchas para los bajorrelieves iconográficos, logrando cubrir portadas de monumentos con metales áureos, que centelleaban bajo el sol. Los sabios orientaron los templos astronómicamente con una precisión asombrosa. Multitudes de hombres cortaron la piedra en lejanas canteras y luego la transportaron a la gran urbe.
Tiwanaku irradia cultura, allí se concentra el saber y dominio de la ciencia y se ama y amparan las bellas artes. La influencia de Tiwanaku se advierte en monumentos de Perú, Ecuador, y en comunidades de la isla Marajó en la desembocadura del
río Amazonas. El sello de esta cultura también se encuentra en objetos cerámicos o de metal que fabrican las comunidades del norte de Chile, norte argentino, Perú, oriente boliviano, etc.
Esta cultura, considerada como la más importante del período precolombino en territorio boliviano, logró no sólo grandes avances en la ciencia y arte, sino que creó una excepcional técnica de cultivo en camellones para las tierras planas y en andenes (o terrazas) para las laderas. Sin lugar a dudas, ejerció una poderosa influencia en otras culturas.

Desarrollo estilísitco
Artículo principal:
Cultura Tiahuanaco
Se han establecido hasta el presente, de acuerdo con las excavaciones realizadas por la Dirección Nacional de Arqueología y Antropología, la división de la cultura Tiwanaku en 3 fases: Aldeano (Épocas I y II;
1500 a. C. - 45 d. C.), Urbano ( Épocas III y IV; 45 d. C. - 700 d. C.) y Expansivo (Época V; 700 d. C. - 1200 d. C.).
En el siglo II de nuestra era Tiahunaco dejo de ser la aldea concentrada de los primeros tiempos para convertirse en la gran urbe ceremonial que tiene dos centros dominantes: el conjunto de Akapana con los edificios que la rodean y el Puma-Punko situado al sud-oeste de Akapana. Ambos muestran la estructura doble de Tiahunaco, que evidencian la visión propia de la sociedad andina, división que pervive hasta la llegada de los españoles y aun después. Todas las ciudades andinas, incluyendo Cusco, se dividen en dos; Anan (los de arriba) y Urin (los de abajo).
En el
siglo VIII de nuestra era, Tiahunaco se expande sobre la base de de los enclaves preexistentes, tanto en la costa como en los valles mesotermos; así mismo extiende su poderío sobre el altiplano y la sierra. Esta expansión fue posible gracias al dominio del bronce que le permitió una gran superioridad militar. La expansión se evidencia por la difusión de los símbolos y elementos Tiahunacotas, que aparece en la cerámica y los textiles de todo el ámbito conquistado. Esta expansión llega hasta el norte de Chile (San Pedro de Atacama) y muestra relaciones con la cultura de la Aguada de la Argentina, deja su huella en los valles de Cochabamba y avanza por el norte hasta la ciudad de Huari, cerca de Ayacucho; allí modalidades propias. La ciudad de Huari es un foco de expansión tiwanakoide sobre las culturas del norte de Perú. La ciudad propiamente dicha, con sus grandes murallas de piedra cortada, es diferente a Tiahunaco, con excepción del sitio de "Cheqo Wasi" cuyas cámaras, realizadas con grandes bloques, recuerdan a la urbe altiplánica. Otro tanto puede decirse de los estratos interiores, recientemente excavados, con muros de sillar pulimentado de tipo Tiahunacota. Las modalidades más conocidas de la cerámica Huari son Robles Moko, con motivos tiahuanacotas pero de formas globulares, así como los vasos de Pacheco con figuras similares a la puerta del sol. Después del siglo VIII se establece un gran imperio pan-andino que se expande hacia el pacifico y hacia el norte a través de Huari, índice sobre las culturas Moche Nazca, y al sur, a través de Tiahunaco, llega hasta el norte de Chile y el norte de Argentina. En el siglo XII el colapso es inevitable y en la región donde floreció Tiwanako aparecen arios señoríos aimaras, denominados reinos collas. " Historia de Bolivia " José de Mesa, Teresa Gisbert y Carlos Diego Mesa Gisbert.
Existen muchas investigaciones en las que se establecen épocas diferentes de esta cultura. Al ser tan antigua es difícil establecer años exactos. Muchos investigadores tienen en cuenta esta división mientras que muchos no la consideran válida esta hipotesis ya que tiwanaku no presenta patrones diferentes en los relives o en su arquitectura, con el paso del tiempo.

Área cívico-ceremonial de Tiahuanaco
Constituye la parte más importante de la cultura tiwanakota y de su principal urbe. Se extiende por una superficie de 600 hectáreas aproximadamente. En esta ciudad se aprecia la magnificencia de lo que fue su arquitectura; las distintas expresiones artísticas y tecnológicas hablan por sí mismas de su elevado grado de perfección. Los grandes templos tienen el cielo por bóveda, los muros que cierran los espacios
sagrados se alzan en "tabla-estacado", los segmentos de sillares se adosan a gigantescos pilares logrados con un solo bloque de piedra. Acudiendo a la construcción de varias terrazas escalonadas se construyen inmensas pirámides. Todos los templos de la urbe fueron orientados astronómicamente.
Destacan impresionantes estructuras: Kalasasaya, Templete Semisubterráneo, Kantatayita, Pirámide de Akapana, Pumapunku, Kerikala, y Putuni. El "Museo Regional de Tiwanaku" exhibe parte de una importante colección obtenida del mismo sitio, apreciándose hermosas piezas de cerámica, líticas, metálicas, artefactos fabricados en hueso, restos humanos, etc. que fueron rescatados a través de diferentes excavaciones científicas en el área.

Templo semisubterráneo
Ésta es una de las más acabadas realizaciones arquitectónicas de la época de esplendor de Tiwanaku. Se halla a más de 2 metros por debajo del nivel del área circundante, de planta casi cuadrangular, está conformada por muros con 57 pilares sustentantes de arenisca roja y sillares del mismo material. Estos muros están adornados interiormente por 175 cabezas enclavadas, en su mayoría trabajadas en piedra caliza. Todas las cabezas son diferentes entre sí, mostrando rasgos de diversas etnias.
Se debe destacar, en este templete, el sistema de drenaje, elaborado mediante
canales hechos en piedra, con un perfecto declive del 2 % que aún funciona en la actualidad, y que desembocan en un recolector.
Empotrada en el piso del templete se hallaba la mayor pieza antropomorfa, conocida como monolito "Pachamama" (o también Estela Benett), que fue llevada a La Paz y actualmente puede ser apreciada en la plaza que está junto al estadio Hernando Siles. Esta pieza, mide 7,30 m y tiene un peso aproximado de 20 Tm.
Contrastando con la perfección del conjunto y detalles de la Estela Benett, se encuentra en el Templete el "Monolito Barbado" o "KonTici Wiraqocha" (Señor de las Aguas, con barbas, y vestido con una larga saya) esculpido en roca arenisca, que se halla acompañado de otras dos estelas menores, todas excavadas en el mismo sitio.

Kantatayita (Luz del amanecer)
En esta estructura de planta rectangular se encuentra un
dintel de arco rebajado –en dura andesita gris– que es una de las piezas más extraordinarias en cuanto a sus detalles de acabado, presentando un friso con depurado trabajo iconográfico. Por sus características, es probable que esta pieza hubiera estado cubierta por planchas metálicas de oro, y que los conquistadores causaran los graves daños que evidencia, cuando extrajeron el dorado recubrimiento. Es importante señalar que esta pieza es la prueba del empleo de detalles curvos en la arquitectura de Tiwanaku.
También en este sitio se encuentra una pieza sorprendente, es una "maqueta" de alguno de los edificios de la urbe, hecha por arquitectos tiwanakotas en un enorme bloque de piedra donde se ven reproducidas pequeñas escalerillas y patios diminutos, lo que nos demuestra el altísimo grado tecnológico de esta civilización.

Pirámide de Akapana
"Akapana" es una imponente estructura piramidal, con 8.000
metros de perímetro, 7 terrazas escalonadas, 18 metros de altura. En su cima, de acuerdo a las crónicas, existían bellas edificaciones. Los muros de sostén de la primera terraza fueron revestidos con piedra almohadillada y los siguientes con sillares de litos canteados en perfecto corte; estas diferencias en cuanto a técnica constructiva, hacen presumir que la obra fue completada en mucho tiempo. En la cima existía un templete semisubterráneo que habría tenido una planta cruciforme escalonada a la manera de una cruz andina.
En el
siglo XVIII, el español Oyaldeburo excavó la pirámide -en busca de tesoros- horadándola desde la cima y echando los escombros a los costados.
El acceso principal a este monumento se halla ubicado al oeste, donde existían –sobre pedestales– piezas esculpidas en basalto negro del famoso "hombre puma" denominado también "chachapuma".
Actualmente, la Pirámide de Akapana está siendo desenterrada nuevamente, tras permanecer olvidada bajo escombros durante siglos.

Kalasasaya
Todos los templos de la urbe se orientan astronómicamente. Así en Kalasasaya (kala = piedra; saya o sayasta = parado) o Templo de las Piedras Paradas, se verificaban con exactitud los cambios de estaciones y el
año solar de 365 días. En ambos equinoccios (otoño: 21 de marzo y primavera: 21 de septiembre) el sol nacía por el centro de la puerta principal de ingreso, a la que se accede por una magnífica escalinata. En el solsticio de invierno (21 de junio) lo hacía en el ángulo murario N.E. y en el solsticio de verano (21 de diciembre) se marcaba por el ascenso en el ángulo murario S.E. Este muro es conocido como "pared balconera" o "chunchukala".
El Templo de las Piedras Paradas cubre aproximadamente dos hectáreas y su estructura está basada en columnas de arenisca y sillares cortados, dispuestos entre éstos, sobresalen gárgolas o goteros de desagüe para las aguas de lluvia.
En el interior pueden verse los restos de lo que habrían sido pequeñas habitaciones semi-subterráneas dispuestas de manera que se localizaban siete a cada lado del patio. En el recinto existe un muro cuya base es de sillares de arenisca que logra cerrar los sectores este, norte y sur, dejando a ambos costados una especie de atrio que separa el recinto central o "ceremonial". En este segundo muro, hacia el lado norte, se observan dos bloques en los que, en su tercio superior, se practicó un orificio que imita, a escala, un aparato auditivo humano, y mediante el cual se pueden escuchar ruidos o conversaciones que se producen en sitios alejados. Estos "amplificadores de sonidos" nos permiten deducir que en el mundo precolombino se conocía y aplicaba la acústica.
En Kalasasaya existen tres importantes esculturas: la Estela Ocho (Ponce), el monolito El Fraile y la
Puerta del Sol. En el monolito Ponce se aprecian finos grabados iconográficos como hombres alados, peces, cabezas de puma o de camélidos, cóndores, águilas, símbolos escalonados; en el más puro arte tiwanakota. La estela "El Fraile" no está adornada, es una pieza labrada en arenisca veteada, mostrando un enigmático personaje que lleva un báculo y un keru en las manos; porta una faja ventral donde se aprecian algunas huellas en relieve de cangrejos.

La Puerta del Sol
Este hermoso portal lítico –trabajado en un solo bloque de piedra andesita de aproximadamente 10
Tn. de peso– no fue, en el pasado, una pieza aislada sino, más bien, parte de una edificación mayor que pudo ubicarse en la cima de la Pirámide de Akapana o en el mismo kalasasaya, donde existen varias piezas del mismo material que esta puerta.


Putuni
Llamada también "Putuputuni" = (donde hay huecos) se conoce como el "Palacio de los Sarcófagos". Presenta una planta rectangular, con una plataforma de 1,20 m. de alto. En los muros interiores se encuentran cámaras funerarias con acceso al patio central. Es notable en estas cámaras, el sistema de cerramiento que consiste en una "puerta corrediza" de piedra, que se desliza al ser humedecido el piso.
La entrada muestra rebajes escalonados que terminan en un pórtico (hoy desmantelado). En la parte oeste de la plataforma y a una profundidad de unos dos metros existen canales matrices que probablemente servían para evacuar aguas servidas y que conformaban uno de los más perfectos sistemas de alcantarillado.
Pumapunku es un área aproximada de dos hectáreas; se trata de una estructura piramidal a base de tres plataformas conformadas mediante sillares labrados, la planta es rectangular con dos aletas que se extienden de norte a sur en su sector este.
Esta edificación se erigió al finalizar el período clásico de Tiwanaku, ya que la técnica es mucho más depurada y evolucionada que el de otras construcciones, destacando el impecable manejo del material lítico.
En la parte superior de esta monumental edificación, se halla un pequeño templete con sus respectivos canales de desagüe. Hacia el oeste se observan los restos de lo que fue una escalinata de acceso. El recinto principal se halla en el sector noroeste, que aún tiene restos de una estructura ciclópea probablemente conformada por cuatro habitaciones, cada una de ellas con portadas talladas en andesita, similares a la Puerta del Sol.
Sobresale en este recinto ceremonial la presencia de grapas y anillos de cobre arsenical utilizados para la unión de los elementos constructivos, tanto en el sistema de canales de drenaje comno en el refuerzo de las plataformas. El piso circundante al templo fue hecho con una capa de arcilla coloreada con ocre rojizo.
Este colosal monumento, fue objeto de un saqueo inmisericorde desde la época de los incas, más acenfeaspo de la colonia y la República
. (Datos Wikepedia).





FALTA DE POLÍTICAS PERMITE USURPACIÓN DEL PATRIMONIO CULTURAL

Esto permite, que se presenten casos de apropiación de danzas , bailes y del propio Ekeko.
Para el sociólogo especialista en patrimonio cultural, David Mendoza Salazar, la ausencia de políticas de protección del patrimonio cultural boliviano permite la usurpación de los mismos por instituciones, países vecinos y que les permite posesionarlo de mejor manera ante el mundo por su capacidad publicitaria.
La falta de políticas de protección sobre la riqueza cultural del país permite que se presenten casos de usurpación de danzas, bailes, del Ekeko, entre otras, debido a que el Estado boliviano sólo actúa en política partidaria dejando de lado la generación de recursos económicos con la expresión de los pueblos como es el caso de otros países donde se explota y se vive del turismo.
Acusó a anteriores gobiernos de haber descuidado la protección de la diversidad patrimonial, haber valorado, reconocido sólo monumentos como iglesias católicas coloniales, cuadros coloniales, sitios arqueológicos, dejando de lado culturas indígenas con su música, danzas, fiestas, cerámica, textiles, instrumentos nativos, bordados, cuando en realidad representan la fundamentación de una nación.
Por otro lado, dijo que “el Estado boliviano en estos 100 años ha privilegiado un tipo de patrimonio ignorando a otros, hay un 80 por ciento de nominación patrimonial que el Estado boliviano a hecho como monumentos, sitios arqueológicos que son de una clase que a ostentado el poder en desmedro de los pueblos indígenas”.
Aclaró que la nominación es una catalogación que el Estado realiza y que se realizó de forma selectiva valorando sólo un tipo de clase social olvidando nominaciones para danzas, mitos, instrumentos de los sectores no visibles ante la sociedad o porque simplemente el Gobierno no conocía de su existencia.
Debido a la diversidad de culturas se hace difícil plantear soluciones homogéneas y se pretendía plantear, en 1952, un país de mestizos; se desarrolló políticas desiguales respecto a los pueblos indígenas, los cuales se desarrollaron a un nivel folklórico que no representa toda la riqueza patrimonial que posee el país.
Debido a estas desigualdades los bolivianos dejaron de lado los idiomas nativos, llegando a privilegiar léxicos extranjeros como inglés, francés, el castellano y provocó el cambio de apellidos debido al racismo que era fomentado desde el Estado boliviano.
El reconocimiento patrimonial es un título otorgado por el Estado que reconoce elementos culturales como fundamentales de una comunidad que se mantiene como un producto social y proporciona una identidad de nación.
TRABAJO PENDIENTE
Según el especialista, la elaboración de políticas por parte de los políticos en carrera electoral deben estar dirigidas a fomentar la investigación, contar con un registro, catalogaciones, investigaciones de las expresiones culturales, acompañados con la elaboración de productos intelectuales para incrementar los niveles de educación nacional.
Implementar una legislación cultural de protección a nivel nacional e internacional, una estrategia de defensa de la Cancillería Nacional respecto a las expresiones culturales auténticas e incluir la cultura como parte de las negociaciones con otros países, son otras medidas pendientes.
Un aspecto principal, afirma, está basado en la difusión por los medios de comunicación de la información sobre el patrimonio cultural y no es suficiente un conjunto de enunciados en la actual Constitución Política del Estado, en ministerios relacionados al tema y que deben ser aplicadas en su totalidad.
En su criterio, los políticos deben relacionar el aspecto económico con el turismo y terminar con el “divorcio” entre instituciones y adoptar la práctica que se realizan en otros países con una campaña agresiva, con información, publicaciones, inversión, cultura.
EL DIARIO PREGUNTA
El patrimonio cultural es lo que tenemos derecho a heredar de nuestros antecesores, por tanto nuestra obligación es conservarlo para las generaciones futuras. Las formas visibles de la cultura como monumentos, libros, obras de arte, expresiones musicales, danzas y trajes típicos, son únicos y los pueblos tienen la responsabilidad de asegurar su protección.
Sin embargo, el desconocimiento de gran parte de la población sobre el marco legal existente que protege el “Patrimonio cultural boliviano” da paso a que éste sea vulnerado constantemente. En los últimos años, la apropiación desmedida del patrimonio boliviano, por parte de países extranjeros, se hizo frecuente.¿Frente a esta actitud cómo protegerá su partido político el patrimonio cultural boliviano?
La preservación del patrimonio histórico y cultural no pasa por la disputa sobre la propiedad intelectual de expresiones culturales compartidas con otros países hermanos o que han experimentado desplazamientos geográficos hacia otros países.
La preservación del patrimonio pasa más bien por una “Política de Recuperación y reproducción de los saberes ancestrales”. El diseño particular de monumentos, arquitectura y otras formas de apropiación del espacio, obedece a una percepción del mundo. Del mismo modo, la confección de máscaras, trajes y demás bienes culturales demanda de un “saber hacer” que se va perdiendo en el tiempo por la carencia de una política de recuperación, catalogación, archivo y difusión del conocimiento ancestral.
Crearemos un Fondo de Culturas destinado a desarrollar programas de Investigación, sistematización, protección y difusión del Patrimonio Cultural, que motive a las universidades públicas a incorporar en sus planes académicos quinquenales líneas específicas de investigación aplicada a la recuperación y sistematización de saberes ancestrales. Asimismo, incentivar a las instituciones y organizaciones culturales de la sociedad a formular y desarrollar proyectos de preservación y difusión del patrimonio cultural.
La ofensiva de difusión de los bienes culturales made in Bolivia será además un capítulo importante de la diplomacia del desarrollo.
PULSO respetará cuidadosamente como emblema irrepartible en la historia humana. Al mismo tiempo divulgará en diferentes eventos para que se valore y asimile esas experiencias en las presentes generaciones y futuras. Además que nuestro gobierno será responsable haciendo un inventario y auditoría por todos los bienes culturales y patrimoniales de todas las naciones indígenas originas con el único propósito de que no se maneje arbitrariamente e inconsultamente, porque nuestra cultura es la esencia y sustancia de cada pueblo, nación que es la enseñanza que debe ser transmitida a otros para evitar su apropiación desmedida por lo que se debe acudir si fuese necesario a organismos internacionales para su difusión.Hay que partir de la premisa fundamental, que nuestro país no tiene 36 Naciones sino que son 36 culturas o pueblos y UNA SOLA NACION.
En mi programa de Gobierno este tema es uno de los pilares fundamentales, puesto que es obligación de todos los bolivianos defender nuestras culturas milenarias como la de Moxos, Chichas, y Tahuantinsuyu (Kollasuyu), un Pais sin Cultura no tiene Historia.
Patentaré internacionalmente nuestra cultura boliviana en todos sus ámbitos como ser etnografía, folklore y lugares arqueológicos.
Como Política de Estado promocionaremos nuestro turismo cultural.
Respecto a la protección del patrimonio cultural se pretende establecer y ejecutar políticas de protección, conservación, restauración y custodia de monumentos, inmuebles y de todo patrimonio material que se considere de interés histórico, religioso y cultural; supervisando el cumplimiento de los convenios, acuerdos y tratados internacionales en materia cultural ratificados por el país.
Como políticas concretas de protección, conservación y custodia del patrimonio cultural boliviano se tienen previstas las siguientes:
Fortalecimiento del Patrimonio Cultural a través de tres componentes: Elaboración de la Ley del Patrimonio Cultural, Implementación del Sistema Nacional de Registro y Catalogación reglamentado como instrumento para la protección y puesta en valor del patrimonio cultural de Bolivia y el establecimiento del Sistema Nacional de Gestión de Sitios de Patrimonio Mundial.
Conformación del Centro Nacional de Información de Patrimonio Cultural Material e Inmaterial para el fortalecimiento de la identidad en el Estado Plurinacional de Bolivia en los siguientes componentes: Infraestructura, equipamiento informático, audiovisual, bases de datos, catálogos, inventarios, publicaciones y otros.
Fortalecimiento del Laboratorio Físico Químico y Taller de Restauración
Catalogación de la ritualidad en los nueve departamentos de Bolivia
Catalogación de las principales festividades en los nueve departamentos de Bolivia
Catalogación de los saberes y conocimientos de los pueblos aymaras, quechuas, kallawayas, afrodescendientes, del Chaco y de la Amazonía
Registro Nacional de Lugares Sagrados, Sitios Históricos, Rutas de la Sal, Caminos Prehispánicos de Bolivia, Sitios de Patrimonio subacuático, sitios de arte rupestre, Registro y catastro de sitios arqueológicos de Bolivia
Declaratorias de Patrimonio Nacional y Mundial
Intervenciones de obra para conservación del patrimonio cultural
Plan de salvamento de patrimonio cultural en riesgo
Prevención y lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales
Sistema normativo para la descentralización de la gestión del Patrimonio Cultural.
Bolivia es culturalmente diversa. Pero, reconocer sólo lo diverso contiene el riesgo de que cada pueblo, cada cultura, sean vistos como poseedores de particularidades culturales irreductibles y, más aún, incompatibles entre sí para convivir en democracia.
Esa diversidad articulada interculturalmente es la cultura nacional, que tiene existencia en las masivas y enormes prácticas y productos culturales referidas a la culinaria, la festividad, la música, la danza, la religiosidad, los monumentos, e incluso la economía y la política, e incluye –en una demostración de gran vitalidad- la cotidianidad del ciclo de vida (bautismos, matrimonios, muerte), la cotidianidad religiosa y festiva (cada población urbana, cada comunidad rural –indígena o no- y cada barrio urbano –indígena o no- tiene su advocación patronal o festividad religiosa y cultural.
Por ello, es sumamente importante darle hoy una protección y un uso adecuado a todo nuestro patrimonio cultural. Para esto, desplegaremos varias formas de protección y uso. Por ejemplo, implementaremos:
Un Registro total del Patrimonio Cultural de la nación boliviana (prácticas y productos culturales) a cargo de Gobierno central, con apoyo de los Gobiernos Autónomos.
Una gran campaña de información interna sobre el marco legal existente que protege el patrimonio cultural boliviano, desde el Gobierno central y con apoyo de los Gobiernos autónomos.
Desarrollo del marco legal aun inexistente pero necesario sobre varios temas culturales, como la protección del Estado de la danza –y sus atuendos- y la música –y sus artistas e instrumentos- del folklore nacional, para resguardar nuestro patrimonio a nivel internacional.
Una gran campaña de información en el exterior sobre el patrimonio cultural boliviano a través de las Embajadas y Consulados, no solo para su protección sino para establecer un marco de beneficio económico para los artistas bolivianos.
5) Fomento de expresiones artísticas de bolivianos residentes en el exterior, no solo con fines culturales sino de generar oportunidades económicas para ellos.
En Alianza Social afirmamos que cultura no es la suma o el agregado de formación e información que una persona o una sociedad tiene, sino que son los principios, los valores y las acciones en torno a los cuales la sociedad se organiza y sus miembros responden en el quehacer cotidiano; es decir, la cultura en sentido aplicado es el conjunto de actividades humanas y sociales que responden a una fase del desarrollo histórico.Por ello, el ámbito cultural no lo reducimos al esquema de monumentos y obras de artes. Por el contrario, lo proyectamos al ser social, al espíritu de la nación boliviana y de sus diversas unidades socio culturales o étnicas.En este sentido, afirmamos que somos una nación boliviana pluricultural y multilingüe, indígena y mestiza, que necesita pasar del reconocimiento de la diversidad cultural a la acción intercultural. Rechazamos el concepto de Estado Plurinacional porque hay una sola nación: La boliviana. Esta nación boliviana tiene diversas culturas y lenguas. La propuesta de lo plurinacional es divisionista y sólo contribuye a la desintegración del país para que otras potencias se hagan de nuestras riquezas y de nuestro pueblo.
Alianza Social repondrá el nombre de República de Bolivia; afianzará el concepto de nación boliviana antes que diversas (pluri) naciones; y, consolidaremos la rojo, amarillo y verde como nuestra única bandera.
Afirmamos que en Bolivia, de manera muy general, convergen dos grandes vertientes civilizatorias, la Occidental de raíz greco romana que se afirmó en la Colonia y la República y se ancló sociológicamente en el mestizaje, y la Amazónica Andina asentadas en las unidades socio culturales que se organizaron en comunidades a lo largo del territorio nacional y durante todo el tiempo de la inmigración que antes de la Colonia resultó en la construcción estatal del incario.
En Bolivia no existen originarios, sino inmigrantes, puesto que el ser humano no es originario de la actual Bolivia.Estamos convencidos que nuestra diversidad cultural es uno de nuestros mayores capitales sociales y humano con los que debemos enfrentar los desafíos de la globalización. Esta diversidad nos provee de una identidad nacional fuerte y generosa
Para conservar nuestro patrimonio cultural Boliviano, como Gobierno respetaremos y haremos cumplir las nuevas leyes que protejan nuestra cultura, de danzas típicas, trajes típico, obras de arte, monumentos, autores de libros, composiciones, tradiciones, obras musicales, obras teatrales, en un trabajo en conjunto con los actores o interesados, representaciones de pueblos indígenas profesionales, organizaciones sociales, y con toda organización que esté involucrado en nuestra cultura, como Gobierno haremos respetar mediante las representaciones en los diferentes países, es decir mediante nuestras embajadas nuestro patrimonio cultural Boliviano, registrando internacionalmente nuestras culturas y nuestros derechos, promocionando nuestras danzas típicas trajes típicos y otros fuera de nuestro país, gestionando para tener espacios en los diferentes países como ser museos de la cultura boliviana.
Dentro de territorio boliviano como Gobierno buscaremos e invertiremos recursos para el fomento, la protección, la conservación, y el enriquecimiento de nuestra cultura o identidad cultural, y la promoción por ejemplo mediante medios de comunicación audio visual, la apertura de nuevos espacios de difusión de nuestra cultura, ej. Espacios como ser teatros, escuelas de arte, escuelas de danza, escuelas de actores y otros, para nuestros actores bolivianos y otros, que en la actualidad no cuentan con un espacio para sus obras teatrales que transmiten nuestra cultura, y se encuentran abandonados, trabajar con ellos para llevar sus obras fuera de nuestro país para que trasmitan nuestra cultura y a la vez surjan nuevos actores bolivianos teatrales, que a futuro permitirá que Bolivia pueda tener la cultura de actrices o actores nacionales internacionales.
Una economía sólida y fuerte, permite una educación formadora de valores y principios, la cual se refleja en la construcción de una sociedad boliviana capaz de defender y proteger su propio patrimonio cultural
El Estado tiene la obligación de proteger su patrimonio cultural, para esta protección Bolivia Social Democrática (BSD), se propone implementar la normativa respectiva que permita el registro y protección del patrimonio cultural, difusión del derecho propietario de origen de toda persona dedicada a la cultura: Artistas, músicos, escritores, pintores, actores, escultores, cineastas, folkloristas, etc. Asimismo se propone un incentivo para la participación de estas personas del Banco del Orgullo Nacional, que fomenta y apoya la creatividad y los emprendimientos. También pondrá énfasis en el registro y protección del patrimonio cultural desde las instancias municipales y departamentales en coordinación con las instancias nacionales.